Editorial

Los Indicadores

Los indicadores son mediciones que sirven para entender e interpretar el momento, hacer seguimiento a objetivos previamente fijados, analizar la situación, y pronosticar comportamientos hacia el futuro. Los indicadores pueden aplicar a toda situación y unidad, por esta razón juegan un papel importante en la administración pública y para la iniciativa privada en general.

Los indicadores son mediciones que se utilizan para verificar si las acciones están obteniendo los resultados deseados de acuerdo con las metas y objetivos que se han presupuestado. De acuerdo con la temática de interés se puede hablar de:

  • Indicadores económicos; se encargan de temas relacionados con lo monetario y de prosperidad.

  • Indicadores sociales; se encargan de temas relacionados con el bienestar, la seguridad, etc.

  • Indicadores de calidad; se encargan de temas relacionados con la implementación o gestión de programas, prestación de servicios, etcétera.

Los indicadores aportan valoración de eventos concretos para poder darles seguimiento, utilidad y apoyo para la consecución de objetivos ya que informan si te estás alejando o acercando a la meta, aterrizan los proyectos en resultados y formas de medirlos, transmiten identidad y facilidad de divulgar un mismo concepto y resultado a un amplio mercado para que todos entiendan lo mismo.

A pesar de la importancia de la medición a través de indicadores, la mayoría de ellos se realizan en un contexto nacional o estatal, dejando de lado el ámbito local. No obstante, los beneficios de dichos indicadores pueden ser incorporados en las administraciones municipales.

Debido a que los indicadores son precisos y exactos, claros y con una mínima vaguedad de información que transmiten, permiten obtener resultados y luego compararlos. Para poder explotar los beneficios que los indicadores representan y convertirlos en verdadera ventaja competitiva se requiere contar con facilidad de acceso que permita obtener la información en forma regular, periódica, frecuente y sistematizada que posibilite la toma de decisiones correctas, información relevante y su eficiente difusión.

En resumen, los indicadores sirven para anticipar, predecir, corregir y mejorar los resultados que se están midiendo; pues como postuló Lord Kelvin (William Thomson Kelvin), físico y matemático británico (1824 – 1907): “Lo que no se define no se puede medir. Lo que no se mide, no se puede mejorar. Lo que no se mejora, se degrada siempre”.

Dichos indicadores, pueden medir tanto sus avances en la gestión y asignación de recursos, como monitorear la aprobación, confianza, imagen proyectada o percepción ciudadana o bien de los grupos generadores de empleo o ingresos locales; como comerciantes, desarrolladores, transportistas, etc. Así como, de las características de la población o recursos de la zona o bien de temas de particular interés. Para lo cual se pueden emplear diversos mecanismos de recolección de información pasando desde la tradicional encuesta cara a cara o por internet hasta las modernas técnicas de web scraping.

Problemática: Existe una gran pérdida de credibilidad de los medios tradicionales, de las casas encuestadoras y de líderes de opinión. Faltan indicadores sustentados estadísticamente y por lo tanto, creíbles, para llenar espacios vacíos en esta temática y alimentar la opinión publica con hechos y datos .El momento por el que atraviesa el país en estos instantes es ideal para obtener indicadores y posicionarlos desde una nueva perspectiva en diferentes rubros.

 

Director General